Mars Antonelo

mayo 25, 2015

Para comenzar por el principio ¿Cómo entraste realmente en el ámbito del arte? En la producción artística.

Cuando tenía 18 años me fui un año de intercambio al Este de la India a una ciudad pequeña que se llama Bhubaneshwar en donde estuve en una escuela de artes clásicas y danza. Después regrese con la inquietud de estudiar cine pero conseguí una beca para estudiar artes visuales. Así que para el momento en que tuvimos la muestra de cierre de primer semestre, quede atrapado por la violenta y seductora experiencia de producir, montar y mostrar.

Quizá el primer evento-simulacro que se sintió “real” dentro del ámbito del arte (sea lo que sea que esto quiera decir) fue una exposición que hicimos con La Orgía (un colectivo al que pertenecí por 4 años) titulada “3 x 35 pesos” que realizamos en un club de renta de películas (Videodromo) y contamos un roster que a la fecha sigue siendo muy interesante. 

¿Cuáles fueron las primeras obras de arte que recuerdas que te impresionaron?


Como desde chiquillo quise hacer cine, luego, luego me sentí enganchado por Nauman, Barney y Mccarthy. Después creo que dure un buen rato en el estire y afloje con R. Serra y Baldesarri.

Pero realmente no existe una pieza clave. Lo que siempre me ha parecido más estimulante y seductor son los momentos del arte en que la producción existe como relato, como narrativa, como una mentira que permite realizar una serie de señalamientos críticos hacia verdades varias… Ese momento en que alguien te platica de la pieza pero que no la ves, que quizá ni existe…. Que si Beuys era piloto y en la guerra lo derribaron y un pueblo lo salvo haciendo uso de los materiales icónicos de su obra… ¡Eso es lo que más me gusta! 

Las tesituras que te ofrece la mentira.

¿Cuáles son los artista que te interesan actualmente? ¿Existe alguna obra referente para tu trabajo?

Existen muchos artistas que me gustan, afectan, retan e influyen, pero desde hace un tiempo he buscado que mi trabajo se aleje de realizar menciones especificas o de confrontar directamente a los otros productores que se encuentran muy cercanos a mis intereses y formalidades. También me puse de regla el no estar al pendiente de blogs, revisas de arte, pinterest, instagram… Las referencias se convirtieron en una clase de sobrepeso; Consumir era muy rico, pero siempre acababa con mal del puerco.

Así que actualmente estoy a dieta de referencias.

¿Cómo es el proceso en el desarrollo de tu trabajo?

Últimamente he pensado que mi quehacer artístico se asemeja mucho a la cacería. Al igual que los cazadores, mi práctica artística me consume más tiempo y dinero que mi profesión y mi sala también está repleta de piezas de diferentes puntas.

Me gusta mucho la idea de irte durante un fin de semana a una torre en medio de la nada en silencio a esperar a que algo -a lo lejos- aparezca y que con las pocas balas que tienes, puedas pegarle un balazo a un objetivo siempre salvaje, siempre en movimiento.

Después lo tienes que abrir y limpiar, que no son rituales simples.
Y por ultimo tienes que decidir que vas a hacer con el: disecarlo o comértelo.

¿Cómo definirías el arte que realizas?

Mi producción artística es la presentación formal de una serie de mentiras poéticas que me permiten retratar el imaginario fotográfico con la intención de revelar el andamiaje político, económico y social de la imagen.

marsantonelo.com


Categoría: Arte, Entrevistas
Tags: